OCT
29
2016
Quijano puede ser separado de la ACP


La Procuraduría General de la Nación admitió una denuncia contra el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá, Jorge Quijano, acusado de corrupción de empleados públicos, falsedad ideológica y tráfico de influencias en un contrato de compra de remolcadores y otro contrato con la misma empresa para adquirir lanchas.

Así lo informó a Crítica Carlos Reyes, presidente del IBEW (International Brotherhood of Electrical Workers), sindicato que representa a 8,664 trabajadores del Canal de Panamá. El IBEW puso la denuncia ante el Ministerio Público el 8 de agosto de este año.

Según el sindicato, la junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) debe inmediatamente separar a Quijano del cargo, mientras dure la investigación.

Los trabajadores acusan a Quijano de los mencionados delitos, debido a que la empresa que la ACP contrató para la compra de 14 remolcadores, Astilleros Armón, es representada legalmente por su hijo, Alexander Quijano. Es un contrato de $158 millones.

En esta misma línea, el pasado jueves el sindicato presentó una ampliación de la denuncia, incluyendo nuevas pruebas sobre la compra de cinco lanchas también a Astilleros Armón, cada una por un costo de $2 millones 158 mil.

El contrato abre la posibilidad de comprar cinco lanchas más.

"La admisión de la denuncia significa que la Procuraduría considera que los argumentos contra Quijano tienen asidero jurídico", manifestó Carlos Reyes.

"Ahora que la Procuraduría está investigando al administrador Quijano, ¿qué espera la junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá para separarlo de su cargo? Es lo mínimo que deberían hacer", agregó el dirigente sindical. "A diferencia de otros casos que se están investigando, con Quijano sí hay peligro de que pueda sustraer o destruir evidencia".

Reyes planteó que el sindicato exige la separación de Quijano, debido a la gravedad de los cargos.

(Tomado de La Crítica)